SOBRE MI

Comprometido con la elegancia, con la belleza, con la naturalidad, con lo duradero.

Me interesan las historias. Creo que cada persona tiene una gran historia que contar y que la fotografía es la mejor forma de comunicarla. Por eso hago retratos, porque quiero ser el narrador de esos relatos. Siempre trato de encontrar la belleza en ellos, la sutileza de los pequeños detalles, la fuerza estética del blanco y negro. 

Mi cámara es mi compañera de viaje, buscando nuevos protagonistas. No lo puedo evitar: me interesan las historias. 

En mis proyectos, los modelos bailan entre el cine y la literatura, entre el arte y la poesía.

NOTAS DE PRENSA

«Alberto fotografía rápidamente, es amante de lo puro, de lo espontáneo. En sus obras hay frescura y atrevimiento. sorprende que sesiones cortas den resultados tan notables. la magia de la complicidad entre fotógrafo y persona fotografiada es palpable.»

Belleza, elegancia y sensualidad se dan la mano en las fotografías de Alberto Arroyo

«Persona entusiasta. Autodidacta tenaz. Trabajador inagotable. Arroyo te reencuentra contigo mismo. Te ve con los ojos que tu has olvidado y te obliga a escucharte desde la belleza de lo natural.»